Oportunidades para el desarrollo integral en tiempos de crisis: 10 recomendaciones

chrome_s5v5qJslPa

Puedes ver y compartir esta infografía interactiva aquí

La pandemia del 2020 nos llegó de sorpresa obligando a la humanidad a disminuir su acelerado ritmo de actividades y mantenerse en casa, sometida a un bombardeo de información que genera mayor incertidumbre y crea un contexto negativo aumentando la ansiedad y el miedo que todos sentimos ante la posibilidad de contraer la enfermedad.

Independientemente del nivel de alerta o emergencia que exista en tu país y localidad hay dos factores clave para enfrentar esta amenaza global:

Primero, que los adultos responsables de cada familia, organización y/o comunidad coordinen un plan de acción con estrategias para mantenerse lo más estables posible ante la situación, pues son el modelo para minimizar el impacto de esta amenaza global en los menores y mayores de la familia, empleados y vecinos, así como acordar vías para compensar el impacto económico en su situación personal y entorno inmediato, lo cual permitirá lograr un punto de estabilidad en la compleja situación que vivimos.

Segundo, unir esfuerzos para formar un equipo colaborativo en la familia y en la comunidad donde vivimos, para convertir esta amenaza, con tiempo indefinible, en una oportunidad para fortalecernos como personas, mejorar las interacciones sociales, fortalecer los  vínculos afectivos entre todos y canalizar las inquietudes, aprovechando la capacidad de adaptación del ser humano para sobrellevar las crisis y en lo posible salir fortalecidos ante la adversidad.

Para contribuir a lograr la meta de cuidarnos a nosotros mismos y a nuestras familias, así como poner en acción las lecciones aprendidas en tiempos de pandemia, compartimos 10 recomendaciones con enlaces de interés, que son producto de las reflexiones compartidas con el equipo de consultores de Asesores de Desarrollo Integral s.c. y  tutores de nuestro Centro educativo Virtual MOIDI eLearning.

1.Mantén una visión objetiva y realista ante la pandemia.

Concreta con los otros adultos que viven contigo una panorámica sobre el impacto de la pandemia en lo personal y familiar, con apoyo en información de fuentes confiables, tanto internacionales (por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud) como nacionales (ministerios de salud, universidades, centros de investigación, especialistas), pues son el marco de referencia para decidir sus escenarios, tomar decisiones y alinear un plan de acción que se ajuste a cada realidad y dinámica familiar pues ante la pandemia cada familia es un mundo.

      Enlaces de interés:

2. Valida la información que recibes y transmites.

Como adultos responsables de mantener el equilibrio en esta crisis urge mantenernos informados pero también criterios para verificar que la información que transmitimos a través de nuestras conversaciones, en los medios de comunicación y en los cuentos que compartimos con los hijos, esté validada por fuentes confiables que se apoyen en los avances científico-técnico de las especialidades que, en forma complementaria, abordan al ser humano en situación de crisis y en la diversidad de su realidad tanto personal como sociocultural .

      Enlaces de interés:

3. Toma el tiempo necesario para adaptarte a las nuevas circunstancias.

El aislamiento social que nos ha impuesto la pandemia obliga a hacer ajustes durante la rutina diaria, pero manteniendo la meta de continuar realizando nuestro proyecto de vida familiar, educativo y laboral, aún en las condiciones atípicas a las que esta crisis global nos está exponiendo. Ello implicará para muchos nuevas condiciones laborales (como trabajar desde la casa) y apoyar a los hijos para que logren, desde casa, las competencias de desarrollo y aprendizaje que se esperan para su edad y grado.

Enlaces de interés:

4. Construye un balance de las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades que tiene tu familia ante la pandemia

Abre un espacio para construir con los otros adultos de la familia un balance de las fortalezas, debilidades y oportunidades disponibles para minimizar el impacto de la amenaza de la situación de pandemia y acordar escenarios particulares, pues vivimos esta situación en realidades muy diferentes. Este balance es  clave para re-orientar la vida familiar y decidir planes de acción, que se ajusten a las necesidades de todos los miembros de la familia, dirigidos a hacer frente a este gran reto de la humanidad en forma colaborativa.

Enlaces de interés

5. Reestructura en forma colaborativa la rutina de tu familia.

Decidan juntos la nueva rutina familiar con actividades compartidas e individuales, horarios y responsables, incluyendo la logística (por ejemplo, limpieza de la casa, arreglo de la ropa, rotación para el uso de los dispositivos electrónicos, uso de los espacios) y la distribución de lo disponible (como alimentos, medicinas y productos de aseo), a fin de garantizar que cada miembro tenga claro cual es su aporte y cumpla con sus responsabilidades domésticas, educativas y laborales.

Es importante resaltar que las transiciones entre las actividades de la rutina diaria diseñada deben tener una organización que garantice el mantenimiento del orden en la casa. Por ejemplo, guardar los útiles escolares al terminar las asignaciones del día, organizar los insumos de trabajo al terminar la jornada, colocar los juegos de mesas de vuelta en sus cajas, etc.

En esta nueva rutina debe haber espacio para el juego libre y dirigido de los niños y adolescentes en casa. El juego libre (sin intervención activa de adultos) es de suma importancia para el desarrollo integral de los niños, porque ayuda a canalizar y drenar la energía acumulada durante el día, fomentar la creatividad,  fortalecer su autoestima ,y elaborar psicológicamente la avalancha de información y mensajes que reciben y generan emociones por canalizar, lo cual siempre es importante pero en mayor grado en momentos de crisis pues son una esponja y entienden mas de lo que creemos. También en los adolescentes es muy importante el juego acorde a su edad pues lo ayuda a la relajación, el análisis y reflexión sobre el entorno, la construcción de la escala de valores  y la conexión con sus pares (en forma presencial o mediante los juegos y recursos virtuales).

Finalmente, incluyan momentos para descansar, hacer ejercicios físicos, divertirse en familia y compartir actividades de interés, adecuándolas a los períodos evolutivos de los miembros de la familia, a su ritmo, estilo de desarrollo  e intereses.

Enlaces de interés

6. Aprovecha el tiempo libre para aumentar la conexión familiar y construir sus memorias.

¿Cómo quisieras recordar esta época en los años próximos? ¿Qué memorias deseas que tus hijos, pareja, hermanos, padres y familiares conserven de este momento? Esta es una oportunidad única para fortalecer vínculos y crear recuerdos juntos, no pierdas de vista que estas actividades no son un fin en sí mismo, sino recursos para promover las interacciones entre todos y conocer mejor los intereses de cada miembro de la familia. Algunas sugerencias de actividades a realizar en familia:

  • Organicen la lectura de cuentos en voz alta, promuevan manualidades ajustadas a los intereses y edades de las personas en casa, diseñen una rutina de ejercicios divertidos.
  • Vean series, documentales o películas que faciliten compartir opiniones entre los miembros de la familia, abordar diferentes visiones de la vida, destacar valores éticos universales, conocer lo que caracteriza a los diferentes momentos del ciclo vital, empatía con los más necesitados y sensibilidad ante la diversidad de base orgánica y social, etc.
  • Armen un álbum familiar, organicen torneos de juegos de mesa (bingo, dominó), organicen documentos, ordenen los armarios y closets en casa.
  • Aprovechen para reconstruir la trayectoria de vida de los ancianos, por ejemplo, grábenlos contando sus anécdotas, de cómo enfrentaron otros momentos difíciles, cocinando sus recetas favoritas junto con los hijos y nietos, enseñando sus aficiones favoritas (bordar, coser, etc.)
  • Promueve el aprendizaje y perfeccionamiento de competencias digitales en todos los miembros de la familia, por ejemplo, uso seguro del internet en niños y adolescentes, cursos virtuales para el mejoramiento profesional, enseñar a los mayores a usar los dispositivos electrónicos y aplicaciones para buscar información de su interés y comunicarse virtualmente.
  • Usa esta oportunidad para aumentar el nivel cultural de la familia, aprovechen los recursos disponibles en internet durante esta coyuntura para realizar visitas virtuales a museos, escuchar conciertos, conocer más sobre otros países y culturas, aprender o perfeccionar otro idioma. Recuerda evitar la sobre exposición a las computadoras, tabletas y dispositivos inteligentes, no permitas un uso mayor de dos horas diarias para diversión.

Enlaces de interés:

7. Identifica las señales de ansiedad y estrés en ti mismo y en tu familia, pues su aparición es esperada y pueden aumentar con el tiempo.

El estrés ante la pandemia y el aislamiento social activa respuestas que se manifiestan en síntomas físicos (como tensión muscular, dolores de espalda, malestar estomacal, etc.) y psicológicos (angustia, tristeza, miedo, rabia) por canalizar en forma apropiada. Estas son señales de alarma, así que busca momentos para tranquilizarte, bien sea escuchando música relajante, haciendo ejercicios, retomando una afición que a lo mejor tenías olvidada, etc.

Vigila también las señales de alarma que puedan presentar los miembros de tu familia, como cambios en su conducta regular, por ejemplo, estar más irritables o activos que de costumbre. En todo caso, si sientes que no puedes superarlo solo, utiliza los servicios especializados disponibles de atención telefónica y virtual, pues todos podríamos necesitar de apoyo para transitar con éxito por esta etapa de incertidumbre

Enlaces de interés 

8. Preparemos los escenarios para un proceso sanitario, económico, social y psicológico que esperamos sea lo más corto posible.

Necesitamos acordar estrategias a corto, mediano y largo plazo para enfrentar las consecuencias de esta crisis global y analizarla con respeto por las diferencias del impacto en los períodos del ciclo vital y en el estilo de cada miembro de la familia, tipo de organización y contexto donde realizamos nuestro proyecto de vida personal y laboral.

Es importante comenzar a dar respuesta a preguntas que surgen ante la situación:  ¿cómo afecta en mi economía doméstica una crisis que se prolongue por dos semanas, 4 semanas o varios meses?, ¿cómo asegurar provisiones suficientes durante esta fase de aislamiento social?, ¿cómo nos organizaremos si algún miembro de la familia contrae la enfermedad?, ¿qué haremos para que los estudiantes tengan acceso a los recursos que necesitan para continuar logrando los aprendizajes esperados durante la escolaridad  y los adultos puedan trabajar para satisfacer las necesidades básicas de su familia? , entre otras interrogantes.

Enlaces de interés. 

9. Coopera con las autoridades y los líderes de tu comunidad.

Por el ritmo vertiginoso con el que se desarrolla y transmite esta enfermedad, es importante estar alerta e informado sobre los lineamientos que impartan las autoridades y líderes de la entidad donde vives, cúmplelos en la medida de lo posible y promueve que las personas a tu alrededor también lo hagan pues la salud propia y de nuestra comunidad depende de ello.

Enlaces de interés

10. Aprendamos las lecciones que nos deja la pandemia 2020  

La  situación global es un llamado para tomar conciencia de la fragilidad humana,  reconocer que no tenemos control sobre todo lo que nos impacta y que urge posicionar el tema del desarrollo humano integral como un eje transversal que potencia los esfuerzos de las familias, centros educativos, organizaciones y comunidades donde realizamos nuestro proyecto de vida personal y profesional.  Estas lecciones aprendidas nos conducirán como sociedad por mejores rumbos al dar mayor prioridad a los servicios de salud y educación, rescatar los valores que se han desdibujado y colocar a las personas como el eje del quehacer político, económico y social.

Esto requiere un trabajo colaborativo de las organizaciones gubernamentales, no gubernamentales y las familias que hacen vida en cada localidad, compartiendo la meta de ser y formar personas felices y competentes con las competencias  que exige la sociedad actual, enmarcado en la visión del Modelo Integrador del Desarrollo Humano, soporte del Modelo Octogonal Integrador del Desarrollo Infantil (MOIDI), cuya fundamentación, metodología  y aplicaciones están publicada en el libro Secuencias de Desarrollo infantil Integral.

Continuaremos trabajando en esta nueva etapa de la humanidad, poniendo al servicio de los desafíos nuestra visión del desarrollo humano integral como recurso para salir fortalecidos de esta crisis global, en el marco de la compleja y dinámica modernidad líquida del siglo XXI.

Acerca de

#psicólogoescolar #venezolana, interesada en el proceso del #desarrollo humano integral convencida que cada persona tiene su #ritmo y #estilo de #desarrollo y #aprendizaje #MOIDI#MOIDItips#ADINsc#MOIDI eLearning

Tagged with: , , , , ,
Publicado en Uncategorized
One comment on “Oportunidades para el desarrollo integral en tiempos de crisis: 10 recomendaciones
  1. Marol Perez dice:

    Dra. Chilina León, formadora, visionaria, amiga, por demás decir valiosa tutora para conocer y aprender cada día más lo concerniente al desarrollo evolutivo y más aún en esta circunstancia que se nos presenta a todos por igual.
    Valioso aporte para desarrollar en nuestras comunidades especialmente enla comunidad más pequeña como lo es nuestra familia, restableciendo rutinas, creando momentos cercanos con cada miembro que forma parte, colaborando en la construcción y creación de una nueva cultura tan necesaria y tan evidente como nos lo ha mostrado ahora mismo esta circunstancia que vivimos.

    Estar atentos a cuidarnos unos con otros y a aprender a reaprender de cada generación.generación

    Un fuerte abrazo para ud y para todo el equipo de ADIN

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Soy Chilina

Mamá, abuela y psicólogo escolar venezolana, convencida que las claves para criar y educar con éxito son entender que cada niño tiene su ritmo y estilo para lograr las competencias que necesita para la vida y que es necesario trabajar en equipo para potenciar su desarrollo integral. Para facilitar esta tarea, comparto mi experiencia con el Modelo Octogonal Integrador de Desarrollo Infantil (MOIDI), como una herramienta para contribuir a formar niños competentes y felices respetando su diversidad.

Follow on WordPress.com
Página web
www.adinsc.org
A %d blogueros les gusta esto: