Sigue los cambios motores de tus niños, son su reloj biológico y la base del desarrollo y aprendizaje.

Las competencias que forman parte del desarrollo motor son universales, varían poco por la cultura y son comunes a la especie humana. Esta área funciona como el reloj biológico del organismo e indica como va el proceso de maduración especialmente de los sistemas nervioso, óseo y muscular.

Es fascinante disfrutar a diario cómo durante la infancia el bebé controla poco a poco los movimientos de las partes grandes y pequeñas de su cuerpo, habilidades que consolida en los años preescolares, perfecciona en los escolares y en el resto de su vida, según las actividades deportivas y hobbies de preferencia.

Los cambios que están previstos con la edad en la especie humana cumplen con las leyes del desarrollo infantil:

1- Continuidad, las adquisiciones las hace en forma progresiva y cada una es un requisito para alcanzar la siguiente.

2- Direccionalidad, el control del cuerpo lo logra de la cabeza a los pies (principio céfalo caudal) y del tronco a los dedos (principio centro distal).

3- Diferenciación, van de lo global e indiferenciado a lo especifico y diferenciado, controlando primero las partes grandes y después los más pequeñas de su cuerpo.

4- Equilibrio-desequilibrio, una vez que dominan una postura o movimiento, avanzan hacia el logro de otro más complejo.

En el Programa de Intervención MOIDI damos especial importancia a las áreas  física y motora, que desafortunadamente se está descuidando en los centros de educación inicial y en las actividades de la casa, pues es la base del desarrollo integral.

Definimos el desarrollo motor como “proceso de adquisición de destrezas cada vez más complejas en la actividad del cuerpo y de sus movimientos a nivel locomotor y no locomotor (motor grueso) y manipulativo (motor fino) (León, 2016 p. 114). Para observar y estimular los cambios esperados por edad ofrecemos 17 Secuencias agrupadas en 3 dimensiones:

  • No locomotoras (5), útiles para observar el tono muscular, equilibrio estático, coordinación de las partes grandes de su cuerpo en diferentes posturas: Secuencias N°7. Cargado, N°8. Acostado boca abajo, N°9. Acostado Boca Arriba, N°10. Sentado, N°11. Parado/Agachado.
  • Locomotoras (12), que permiten observar el control del cuerpo y la calidad de los movimientos cuando el niño se desplaza a voluntad, el equilibrio dinámico, la coordinación, precisión y fuerza de brazos y piernas: Secuencias N°12. Gateo, N°13. Caminar, N°14. Correr/Pedalear, N°15. Subir/Trepar, N°16. Saltar/Brincar, N°17. Sube Escaleras, N°18. Baja Escalera, N°19. Equilibrio, N°20. Patea Pelota, N°21. Lanza Pelota, N°22. Ataja Pelota, N°23. Derecha/Izquierda.
  • Manipulativas (6), donde organizamos indicadores de complejidad creciente para observar la coordinación viso-motora, la direccionalidad, precisión y fuerza de manos y dedos: Secuencias N°24, Agarra, N°25, Encaja/Arma, N°26- Rasga, N°27- Dobla papel, N°28- Recorta, N°29- Dibujo/Escritura.

Nuestras Secuencias están concebidas como escaleras formadas por indicadores de complejidad creciente,  recursos para que los papás y educadores puedan:  a) identificar en cuál escalón se ubica un niño en un momento dado,  b) promover en forma intencional y consciente, oportunidades de práctica en la casa y centro educativo y c) identificar e intervenir a tiempo las condiciones biológicas de cada niño, pues de existir alguna condición biológica que afecte su desarrollo la clave esta en la intervención temprana.

En cualquier caso, con y sin condición biológica, es necesario tener recursos para  verificar durante la rutina diaria que todos los niños adquieran las competencias del desarrollo motor, pues ellas son la base para que puedan entender el mundo que los rodea (desarrollo cognitivo), expresar lo que sienten y piensan (desarrollo del lenguaje) y lo más importante fortalecer su seguridad, autonomía, autoestima y auto-monitoreo, competencias que necesitarán para tener éxito en los tiempos inciertos y complejos que caracterizan el siglo XXI.

 

Anuncios
Acerca de

#mamá, #abuela y #psicólogoescolar #venezolana, convencida que cada niño tiene su ritmo y estilo de #desarrolloinfantilintegral #MOIDI #MOIDItips#ADINsc

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Soy Chilina

Mamá, abuela y psicólogo escolar venezolana, convencida que las claves para criar y educar con éxito son entender que cada niño tiene su ritmo y estilo para lograr las competencias que necesita para la vida y que es necesario trabajar en equipo para potenciar su desarrollo integral. Para facilitar esta tarea, comparto mi experiencia con el Modelo Octogonal Integrador de Desarrollo Infantil (MOIDI), como una herramienta para contribuir a formar niños competentes y felices respetando su diversidad.

Follow on WordPress.com
Página web
www.adinsc.org
A %d blogueros les gusta esto: