Los niños en edad pre-escolar no hacen las cosas porque sí

Entrega6

Los preescolares con frecuencia tienen conductas inadecuadas que nos preocupan y cuesta entender. Ante ellas compartimos la experiencia con quienes nos rodean con la esperanza de encontrar una receta mágica que nos oriente sobre cómo superarlas. Pero se nos olvida que lo más importante es tener claras sus diferencias individuales y la manera habitual de reaccionar en la casa y el pre-escolar.

Las conductas inadecuadas son señales de alarma: quieren decirnos algo y no saben como hacerlo. Cual detectives estamos llamados a observar lo que sucede y atar cabos para descifrar el mensaje que quiere transmitir. El momento es ideal porque:

  • Los adultos siembran y cultivan las bases del desarrollo y ahí se instalan las conductas (adecuadas o no).
  • Los niños demuestran su manera de reaccionar, estilo que debemos respetar pero también moldear para formar su carácter y
  • Las conductas inadecuadas son más frecuentes porque todavía no tienen las competencias para comunicar lo que les pasa y pedir ayuda cuando lo necesitan.

Por qué surgen las conductas inadecuadas y qué hacer para superarlas?

Existen tres razones que las explican: problemas normales del desarrollo, su manera de reaccionar por condiciones biológicas y reacciones ante las circunstancias del entorno.

  1. Problemas normales del desarrollo, durante los años preescolares los niños tienen que resolver tareas evolutivas y en el proceso surgen problemas que son típicos de la edad y se superan con el tiempo. Dos ejemplos: rabietas y mojar la cama.

Las rabietas, surgen porque están aprendiendo a ser autónomos, a controlar la agresión y a tolerar la frustración. Con el berrinche su mensaje es, cede ante mis deseos porque estoy aprendiendo a ser autónomo y quiero hacer mi tarea rápido y lo logro en la forma más escandalosa posible.

Qué hacer para apoyarlo? Entender el mensaje, mantener calma, ser consistente y no caer en su provocación. Si insiste en su berrinche aléjate, ya que al no estar presente el berrinche pierde el objetivo. Una vez superada la crisis es muy importante compartir con el niño lo que pasó, explorar otras formas y momentos para lograr lo mismo. Poco a poco entenderá que hay limites disciplinarios para todos y aprenderá a ser autónomo, controlar agresión y tolerar la frustración.

Mojar la cama, con esta señal de alarma envía dos posibles mensajes: si no ha logrado el control nocturno nos dice, mi sistema nervioso necesita mas tiempo para darse cuenta que la vejiga esta llena cuando estoy dormido. A mi también me molesta, no me avergüences delante de los demás, dame tiempo. Si ya lo había logrado y reaparece lo que te dice es, tengo miedo, estoy perdiendo seguridad y te lo aviso mojando la cama, ayúdame!. En este caso debemos darle seguridad y respondernos preguntas como: qué pasó antes, qué pasa después, qué logra con esto, cuándo sucede, tuvo pesadillas. Los temores son normales en esta edad porque piensan en forma pre-lógica, mágica, fantasiosa y las pesadillas alteran su organismo y se descargan mojando la cama.

En ambos casos para superar la conducta inadecuada de mojar en la cama lo que necesita un niño es tiempo, protección emocional porque están en el difícil proceso de desarrollo y mucho apoyo para que resuelva las tareas a su ritmo y sin presión.

  1. Manera de reaccionar por condiciones biológicas. La conducta infantil tiene una base biológica que explica en gran parte las diferencias individuales y su modo habitual de reaccionar. Si bien debemos respetarlas es posible moldearlas.

Las conductas inadecuadas de base biológica se ubican en un continuo que va desde problemas normales del desarrollo hasta cuadros clínicos de patología infantil. En el extremo de normalidad las reacciones habituales pueden ser hacia afuera (extrovertidos en exceso, intranquilos, agresivos, peleones, destructivos, irritables etc.) o hacia adentro (introvertidos, ansiosos, tímidos, tristes, aislados, con llanto fácil, sudores en exceso etc.). Todas ellas deben canalizarse preventivamente para evitar que se conviertan en problemas de adaptación social. En el extremo clínico están las conductas inadecuadas que ameritan una evaluación profesional, pues de existir alguna patología a más temprano se identifique e intervenga mejor será el pronóstico.

En cualquiera de estos escenarios el mensaje que envía el niño es entiende cómo soy, identifica qué me hace feliz, canaliza mis fortalezas y ayúdame a superar o compensar mis debilidades para poder incorporarme socialmente con éxito.

La timidez por ejemplo, no ayuda a lograr las competencias de socialización que se esperan adquirir durante los años preescolares. ¿Qué hacer? urge respetar su preferencia temperamental, pero brindando poco a poco oportunidades para que logre interacciones adecuadas con adultos y otros niños.

Para superar las conductas inadecuadas por condiciones biológicas, lo fundamental es que padres y educadores entiendan la diversidad de cada niño y lo acompañen para que cumplan progresivamente y a su manera con las expectativas del entorno. Esto exige un trabajo cooperativo entre padres, educadores y especialistas, para ayudarlo a canalizar sus fortalezas con base en las oportunidades del entorno, superar o compensar sus debilidades y minimizar el impacto de las amenazas que todos confrontamos.

  1. Reacciones ante circunstancias que lo rodean. Los niños en edad preescolar captan todo lo que sucede a su alrededor incluso las crisis. ¿Cómo saber si están afectando a mi niño en edad preescolar?

Es necesario aclarar que las crisis del entorno no afectan a todos los niños por igual. El impacto varia por período evolutivo, depende del ritmo y estilo de cada niño y sobre todo de la calidad de ambiente familiar. La calma y equilibrio que mantienen cada familia ante la crisis, el modelo de comprensión, tolerancia y el grado en que exponen a sus niños a situaciones conflictivas son la clave.

Por ejemplo, ante la crisis socio política venezolana, los niños en edad pre-escolar están protegidos, porque no tienen las competencias para entender lo que está sucediendo. Dentro de este grupo hay niños más adelantados o sensitivos que hacen preguntas y captan detalles que no nos esperamos para su edad. Otros niños que habitualmente son temerosos, se verán más afectados por la inestabilidad e incertidumbre que genera la crisis sobre su rutina diaria.

Afortunadamente, los niños entre 3 y 6 años son como un libro abierto. Expresan con claridad sus preocupaciones. Regularmente tienen cambios en su manera habitual de comportarse (por ejemplo el extrovertido anda callado, el inquieto se aquieta), recrean en sus juegos y dibujos aspectos relacionados con la situación. Cundo hacen preguntas debemos responder con la verdad, pero solo hasta donde pregunten.

Las señales de alarma más frecuentes en edad preescolar son: problemas para dormir, dificultad para separarse de sus padres, están más callados o quietos que de costumbre, se comportan como un niño más pequeño, se pone temeroso ante todo, más agresivo de lo normal, pega a los padres o tiene expresiones de rechazo, se notan intranquilos y confundidos. En la publicación Ayudando a nuestros hijos en tiempos de violencia y conflicto social encontraras mayor información sobre cómo manejar cada una pero en realidad todas comparten el mismo mensaje: párame, dame mayor seguridad, dedícame tiempo y comparte mis inquietudes.

Las crisis familiares y sociales afectan la seguridad de todos, también la de los niños. En momentos difíciles es cuando necesitan mas compañía para recuperar la seguridad perdida, ganar confianza en sí mismo, lograr autonomía y aprender a tomar decisiones ante los obstáculos. Por ello es muy importante incorporar sus opiniones en la rutina familiar, promover que exprese lo que siente, reconozca las emociones positivas y negativas en cuentos, en sí mismo y en los demás y canalizar sus señales de alarma.

Por ejemplo, son frecuentes los problemas para dormir, ellos nos avisan que tienen miedo a la oscuridad y aumentan las pesadillas. Necesitan estar cerca de sus adultos así que sean flexibles y complázcanlo un poquito! Es una reacción normal en tiempos anormales. Sin embargo en paralelo hay que tener un plan de acción que de estructura a todos:

  • Establece una rutina para ir a dormir: por ejemplo, deja prendida una luz suave e indirecta, pon música suave, arrópalo con su peluche preferido, lee un cuento que tenga un mensaje de paz, reza una oración y dale un beso. Si es necesario acuerda con él que te quedas un ratico leyendo a su lado para que se duerma más seguro.
  • Dedícale tiempo extra durante el día y recuérdale la rutina de la noche.
  • Si no funciona y pide dormir con los papás o un hermano, coloca una colchoneta en el suelo y permítelo pero deja claro que es una excepción y por poco tiempo.
  • Anímalo a dormir solo, pero no lo obligues.. ¡Será peor!

                 Espero que con esta entrega te conviertas en detective cada vez que aparece una conducta inadecuada en tu niño (s), descifres su mensaje y entiendas por qué aparece y cómo apoyarlo.

 

 

 

Anuncios
Acerca de

#mamá, #abuela y #psicólogoescolar #venezolana, convencida que cada niño tiene su ritmo y estilo de #desarrolloinfantilintegral #MOIDI #MOIDItips#ADINsc

Tagged with: , , , , , ,
Publicado en Uncategorized
2 comments on “Los niños en edad pre-escolar no hacen las cosas porque sí
  1. Ana Inciarte Villasmil dice:

    Excelente siempre es grato leerla, tengo un nieto que esta semana cumple 7 años y aún hace episodio de rabietas ante situaciones en las cuales se siente que violan sus derechos. Tiende a llorar consistentemente

    Me gusta

    • chilinamoidi dice:

      Buenas noches, dale tiempo todavia no tiene 7! Pero observen que logra con esa conducta, con que frecuencia e intensidad sucede, que hacen papas y abuelos. Lee el blog completo y encontraras luces que los orienten!!! ok

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Soy Chilina

Mamá, abuela y psicólogo escolar venezolana, convencida que las claves para criar y educar con éxito son entender que cada niño tiene su ritmo y estilo para lograr las competencias que necesita para la vida y que es necesario trabajar en equipo para potenciar su desarrollo integral. Para facilitar esta tarea, comparto mi experiencia con el Modelo Octogonal Integrador de Desarrollo Infantil (MOIDI), como una herramienta para contribuir a formar niños competentes y felices respetando su diversidad.

Follow on WordPress.com
Página web
www.adinsc.org
A %d blogueros les gusta esto: