Cómo aprovechar la crisis para sembrar los valores en niños entre 3 y 6 años. PARTE IIA

 

Los niños entre 3 y 6 años nos sorprenden a diario con sus logros, porque “Todo lo que hay que aprender en la vida se aprende en el kínder” (Fulham 1986). 

Algunos aprendizajes describen al  pre-escolar competente y están relacionados con las áreas del desarrollo físico, motor, cognitivo y del lenguaje. Otros al pre-escolar feliz y están relacionados con las áreas del desarrollo afectivo, sexual, moral y social (León, 2016). Para lograr lo que se espera en cada edad durante estos importantes años necesitan tener buenas condiciones de vida y el calor de los adultos encargados de su crianza y educación. Esto se altera cuando vivimos tiempos de crisis socio política.

Cómo saber si la situación esta afectando a un niño en edad preescolar

Los niños son un libro abierto y expresan con claridad el grado en que los afecta una situación, cambian su manera habitual de comportarse, recrean aspectos relacionados con sus preocupaciones durante sus juegos, dibujos y preguntas que hay que responder con la verdad pero solo hasta donde pregunten.

Si algo les afecta tengan la seguridad que enviará señales de alarma a sus padres y educadores quienes tienen que formar un equipo para ayudarlo a ganar la seguridad que pierden en momentos difíciles. Las señales de alarma mas frecuentes de los niños entre 3 y 6 años son: problemas para dormir, no quieren separarse de sus padres, están más callados o quietos que de costumbre, se comportan como un niño más pequeño, se ponen temeroso ante todo. Se ponen más agresivo de lo normal, pegan a los padres o tiene expresiones de rechazo, están intranquilos y se notan confundidos.

Por qué los años preescolares son tan importantes

En estos pocos años se siembran las bases del desarrollo humano y aún en tiempos de crisis tenemos que lograrlo. Para ello hay que convertir la amenaza de la crisis socio-política en una oportunidad para fortalecer a la familia como mediadora del desarrollo infantil integral y formar ciudadanos con valores.

El desarrollo moral es un eje transversal en la formación del ser humano que pasa por 4 etapas: sensibilidad, juicio, valor y conducta moral. El proceso se inicia en la infancia y termina durante la adolescencia tardía, cuando el joven decide la escala de valores que guiará su vida.

Desafortunadamente muchos adultos no han logrado consolidad la primera etapa por que a diferencia de otras áreas del desarrollo, que dependen de la maduración del organismo en interacción con experiencias enriquecedoras del ambiente, la conducta moral se construye durante la niñez y la adolescencia con base en el ejemplo de sus adultos y las oportunidades para compartir experiencias vinculadas con los valores.

Cómo es el desarrollo moral entre los 3 y 6 años 

Consolida la primer etapa del desarrollo moral: Sensibilidad, capacidad para reconocer el grado en que existe un problema de índole moral en una situación cotidiana de la familia, escuela y comunidad, pues en estas edades solo procesan lo que sucede en su entorno inmediato y que esté relacionado con los valores por la vida, libertad, justicia, igualdad y solidaridad. Los otros dos valores que contempla el Articulo No2 de la Constitución de Venezuela, democracia y responsabilidad social necesitan tener pensamiento lógico, competencia que los preescolares todavía no han alcanzado.

También logran empatía ante los sentimientos de los demás, por ejemplo, se ponen triste si un compañero esta triste y altruismo, apoyan a otro niño cuando lo necesita. Pero todavía no tiene las herramientas cognitivas para entender la intencionalidad de los actos Por ejemplo, a los 3 años bueno o malo es  lo que premian o castigan sus adultos y si dan una razón es fantasiosa y poco realista. A los 4 años, juzgan en función de lo concreto, un niño que rompe 3 platos se portó peor que otro que rompe un plato aunque haya sido sin culpa.  A los 6 años comienza a entender la intencionalidad de los actos, pero no es sino hasta los 7 años cuando captan la intención detrás de un hecho, por ejemplo es peor romper 1 que 3 platos, si el niño que lo rompió lo hizo con rabia. (Secuencia MOIDI No 62)

Qué podemos hacer con los niños en pre-escolar en tiempos de crisis:

  • Dar protección emocional, pues es muy fácil perder la seguridad en un entorno confuso. Es necesario brindarles calma y mantener equilibrio ante la incertidumbre que genera la crisis, al menos delante de ellos, pero no podemos ocultarles la realidad. Está viendo lo que sucede, oye comentarios, discusiones y noticias. Ante todo esto surgen inquietudes que no se logra explicar y temores que para superarlos necesitan de la seguridad que le brindan sus adultos y actividades de juego y arte donde pueda expresar los sentimientos y las emociones que le genera la situación.
  • Compartir experiencias relacionadas con la crisis, por ejemplo, al ver las colas en la panadería o el mercado, cuando ven personas buscando comida en la basura, se hacen preguntas y debemos responderlas siempre como algo transitorio que no debe ser y todo esto pasara y tendremos un final feliz, mientras somos generosos con el que tiene menos que nosotros. Es mucho mas grato y adecuado para su edad compartir los mensajes de cuentos y películas que estén vinculados con los valores, potenciando no solo el desarrollo moral sino el lenguaje, (al promover que comprenda lo que se le dice y tenga oportunidad de expresar lo que siente) afectivo  (al garantizarle que esta seguro con su familia y en su preescolar y podrá lograr la autonomía que tanto necesita en esta edad), social (al aprender a interactuar con otros y formar hábitos en su rutina diaria), cognitivo ( al practicar las herramientas del pensamiento que ya están desarrolladas, como atender a la información, memorizar, discriminar etc) , sexual (al identificarse y lograr permanencia de género)
  • Servir de ejemplo demostrando a diario un comportamiento coherente con los valores universales. Como proyecto de vida los adultos tienen que acordar y respetar los valores que rigen sus conductas en las organizaciones familiar y escolar. Si hay alguna discrepancia entre dos adultos de la familia o entre la familia y la escuela, es necesario intentar alinear visiones y no exponer al niño a esta discrepancia.
  • Aterrizar los valores en experiencias cotidianas vinculadas con la naturaleza que permitan poner en acción los valores por la vida, libertad, justicia, igualdad y solidaridad y lo más importante que sus adultos le modelen los valores.

En la próxima entrega compartiremos qué hacer ante las señales de alarma más frecuentes que nos envían los pre-escolares en momentos de crisis.

 

Anuncios
Acerca de

#mamá, #abuela y #psicólogoescolar #venezolana, convencida que cada niño tiene su ritmo y estilo de #desarrolloinfantilintegral #MOIDI #MOIDItips#ADINsc

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Soy Chilina

Mamá, abuela y psicólogo escolar venezolana, convencida que las claves para criar y educar con éxito son entender que cada niño tiene su ritmo y estilo para lograr las competencias que necesita para la vida y que es necesario trabajar en equipo para potenciar su desarrollo integral. Para facilitar esta tarea, comparto mi experiencia con el Modelo Octogonal Integrador de Desarrollo Infantil (MOIDI), como una herramienta para contribuir a formar niños competentes y felices respetando su diversidad.

Follow on WordPress.com
Página web
www.adinsc.org
A %d blogueros les gusta esto: